Jugar en Inglés y Divertirse


La gamificación busca aplicar las condiciones propias del juego en un contexto no habitual como puede ser un aula, o jugando al ordenador, para aprender inglés de manera lúdica y divertida. Esta diversión/comunicación genera muchas otras sinergias

Cuando juegas estas planteando un reto, un objetivo, que puede ser educativo aunque el alumno no lo asuma como tal.

Según los autores Focubierta y Rodríguez existe en el juego un componente “emocional” que genera una serie de factores afectivos que afectan muy positivamente en la estimulación de la Motivación, y que estimulan el aprendizaje.

Sentido de competencia” 

Las tablas de clasificación o rankings posibilitan que el alumno sea consciente del progreso de su propio aprendizaje y sepa en qué etapa del mismo se encuentra. Estas deben promover siempre una competencia sana y proporcionar al alumno información o feedback sobre los puntos fuertes y débiles en su aprendizaje.

“Autonomía: 

Progreso y logros”

 La creación de un mundo imaginario va ligada a la incorporación de una estructura de control basado en normas que regulan nuestro comportamiento, lo que en el aula significa dotar a la actividad de un origen, un propósito y una dirección. Esto, junto con un cierto margen para tomar iniciativas, fomenta la confianza en uno mismo y la autonomía.

“Tolerancia al error”

 El pensamiento del juego y el feedback inmediato. Es importante conseguir comprender que el error es una parte natural del aprendizaje y que por ello no tienen que tener miedo a equivocarse o a no ser capaces de cumplir con las expectativas, tanto las propias como las externas. Con la actividad en inglés gamificada logramos crear un mundo de contradicciones que acepta el error, y con el feedback convertimos el fallo en algo útil para nuestro progreso.

“Protección de la autoimagen y motivación”

El sentimiento de vulnerabilidad es muy frecuente a la hora de aprender, especialmente en el caso de una segunda lengua, y si protegemos nuestra propia imagen con un avatar podemos conseguir evitarlo y fortalecer nuestra autoestima. Algunas actividades permiten por ejemplo la creación y diseño de tu propio avatar o la asignación de un personaje.

“Dependencia positiva: retos o desafíos”

El juego es un elemento clave para desarrollar la interacción y las habilidades sociales. Esta intereacción es especialmente difícil cuando no se produce en nuestra lengua materna, pero mediante retos y desafíos en Inglés, hacemos del aprendizaje una experiencia cooperativa y/o participativa, que nos ayuda a generar el deseo por aprender.

“La curiosidad y el aprendizaje experiencial

 La expectación nos permite centrar la atención, lo que nos lleva a la obtención de conocimiento. Para despertar la curiosidad en los alumnos empleamos resoluciones de enigmas, vacíos de información, narraciones basadas en la imaginación. La fantasía y la simulación, ayudan a los alumnos a sortear el aburrimiento y el miedo o pudor a comunicarse en otra lengua y a ser más creativos.

Gamificación para aprender inglés

Metodología Exclusiva para Aprender Inglés
Play & Learn apuesta por el uso de dinámicas y mecánicas lúdicas, que permiten la aplicación de otras metodologías paralelas, como el uso del pensamiento visual o las técnicas de trabajo cooperativo, pudiendo atender así a la diversidad de alumnos y niveles en las diferentes sesiones
Celia Paternain